Blog sobre aceites esenciales y aromaterapia

El árbol de té, una pieza clave en aromaterapia

El árbol de té, una pieza clave en aromaterapia

3 de febrero

El árbol de té es uno de los aceites esenciales más conocidos y estudiados por sus múltiples propiedades. Se obtiene al destilar con vapor las hojas del árbol y tiene un aroma a resina o alcanfor que relacionamos a un olor desinfectante o incluso “médico”.

La historia del Árbol de Té

El árbol de té tiene su origen, muy probablemente, en la tribu de los Bundjalung, que vivían en el norte de Nueva Gales del Sur, en Australia.

Los antiguos aborígenes australianos, que ya conocían las múltiples virtudes de este árbol, preparaban con las hojas una especie de té para combatir diferentes enfermedades y realizaban con ellas cataplasmas para tratar problemas de piel, quemaduras o heridas.

El árbol del té - “tea tree” en inglés - debe su nombre al navegador inglés Capitán Cook, quien en 1977 tomó una infusión hecha con sus hojas para combatir el escorbuto, y además disfrutó de su sabor especiado y refrescante.

Lo cierto es que en Australia existen muchos tipos de árbol de té con propiedades medicinales, pero en Sisen hemos escogido la “Melaleuca Alternifolia”, originaria de Nueva Gales del Sur, por ser el aceite esencial con más propiedades y mayor poder terapéutico.

Un árbol muy resistente

El árbol del té está claramente dotado de unas grandes ganas de vivir; incluso los troncos cortados casi a ras de suelo dan vástagos al cabo de poco tiempo. Una simple tala no es suficiente para matarlo: hay que arrancar todas las raíces del suelo y quemarlas. Esta fortaleza es algo realmente importante, especialmente después de los devastadores incendios que ha sufrido Australia recientemente.

Además, dado que este árbol crece mejor en terrenos pantanosos, en el curso de su evolución ha desarrollado mecanismos de defensa contra hongos y otros parásitos. Esto hace que no se necesite ayuda o protección artificial de pesticidas y herbicidas, y lo convierte en un aceite esencial de una gran pureza y calidad.

aceite esencial de arbol de te

¿Y la Bioquímica del árbol de té?

El aceite puro del árbol de té es incoloro o a veces puede tener un pálido color amarillento.

Es una sustancia extremadamente compleja que contiene más de 48 componentes orgánicos principales. Siendo su mayor componente su Quimiotipo, el terpinen-4-ol (35 a 40%), alcoholes terpénicos que le otorgan todas estas propiedades antinfecciosas de amplio espectro: antibacterianas, antivirales, antiparasitarias, antifúngicas. Siguiéndole los terpenos como, y-terpineno (hasta casi 17%) y alfa-terpineno (algo más de un 8%), siendo buenos antisépticos atmosféricos y descongestionantes de las vías respiratorias.

La suma de todas estas moléculas es el resultado de un aceite esencial que no puede faltar en el botiquín de nuestro hogar.

Algunas de sus propiedades

El de árbol de té es, sin lugar a duda, uno de los aceites esenciales más utilizados y se incluye en muchos productos de limpieza del hogar, así como de higiene corporal y cosmética.

Para limpiar y desinfectar cualquier superficie solo hay que preparar un litro de vinagre al cual le añadiremos 30 gotas de aceite esencial de árbol de té.

El árbol de té también es efectivo para problemas en la piel (granos, comedones, acné) y del cuero cabelludo, o bien con procesos en la piel que requieren cicatrización. Para el acné, puedes añadir 5 gotas a la crema de día. Para ese granito puntual o molesto, aplica con ayuda de un bastoncito, directamente sobre el grano. Para cabellos grasos o con caspa, añade 2 gotas del árbol de té directamente en la dosis de champú y lava el cabello.

Es un aceite esencial perfecto para nuestro botiquín ya que es muy activo contra una gran variedad de microbios, virus, parásitos y hongos. Constituye un tratamiento dinámico para combatir lesiones producidas por el frío y el herpes, la sinusitis y las infecciones de garganta, males respiratorios, pie de atleta, aftas, micosis… Además, refuerza el sistema inmune.

Es extremadamente antiséptico y su presencia, aunque sea en poca cantidad, garantiza una desinfección eficaz tanto en el hogar como en nuestra propia piel. Para desinfectar una herida basta con aplicar directamente un par de gotas de aceite esencial de árbol de té.

Incluso en nuestra higiene bucal, una o dos gotas en el cepillo de dientes o a modo de colutorio nos serán muy útiles y, además, favorecerán el blanqueado de los dientes.

Cada gota cuenta

Desde Sîsen, queremos devolver a la tierra todo lo que nos ofrece. Por eso, durante el mes de febrero, podrás colaborar con nosotros para la conservación de lugares y especies amenazadas tras los terribles incendios en Australia. Todo suma, y entre todos sumamos más. Puedes colaborar con nosotros a través de tu compra de aceite esencial de árbol de té, para que entre todos realicemos una donación a esta causa en el mes de marzo. ¿Cómo puedes colaborar?

- Por la compra de 1 unidad de aceite esencial de árbol de té 10, Sîsen donará 6€

- Por la compra de 1 unidad de aceite esencial de árbol de té 30, Sîsen donará 12€

Como ves el aceite esencial de árbol de té de Sisen es un imprescindible en nuestro uso cotidiano, para la higiene y desinfección... y es que ¡a este aceite esencial ningún microbio se le resiste!

Share

Productos relacionados

Árbol de Té
PURIFICANTE, Bactericida
Precio base 11,90 €
Precio 9,52 €
  • Precio rebajado
Limón
PURIFICANTE, REFRESCANTE
Precio base 11,50 €
Precio 9,20 €
  • Precio rebajado
Difusor Kaori
Ultrasónico
Precio base 55,00 €
55,00 € 39,60 €
Precio 39,60 €
  • Precio rebajado